Uno de los electrodomésticos que más han evolucionado en los últimos años son las placas. La primera vez que se cocinó utilizando una cocina de gas fue en el año 1802. Durante muchos años se utilizaron cocinas de gas o eléctricas  para cocinar los alimentos. A principios del siglo XX llegaron las placas vitrocerámicas lo que supuso una auténtica revolución en los hogares. Atrás quedaban todos los inconvenientes de cocinar con las cocinas de gas, una manera renovada de cocinar mucho más rápida y cómoda. Además de lo anterior la facilidad de limpieza tras su uso resultó decisivo en su incorporación en los hogares españoles.

Años más tarde evolucionaría a las actuales placas de inducción, y el 1999 se lanzó el primer modelo de placa de inducción. La última tecnología de cocción con la máxima eficiencia energética. Las placas de inducción resultan más eficientes energéticamente que las placas vitrocerámicas. Además la incorporación de tecnologías como la flexinducción permiten disfrutar de zonas más amplias de cocción que se adaptan a la forma de los recipientes.

En los últimos años también han evolucionado mucho las placas de gas. Muchos hogares han optado por la incorporación de estas placas en sus cocinas. Además no tienes porque renunciar a una u otra ya que existen modelos de placas mixtas y de placas modulares que te permiten disfrutar de todas las ventajas de los diferentes modos de cocción. Podrás combinar la preparación de platos utilizando una placa de inducción y una placa de gas. 

No importa cuales sean tus necesidades, ni que características prioricen tu compra, clasificación energética, diámetro máximo de cocción o tipo de placa, en qubbos disponemos de un amplio catálogo de placas con las últimas tecnologías entre las que podrás elegir.


¿Qué es necesario tener en cuenta a la hora de elegir una placa? - Características de una placa

Elegir entre un tipo u otro de placa resulta bastante complicado, cada una tiene una serie de ventajas. Analizar las ventajas de cada tipo de placa nos ayudará a decidirnos por una o por otra.

Antes de decidirte por un modelo u otro de placa es imprescindible que tengas en cuenta cuáles son tus necesidades: con que frecuencia la vamos a utilizar, con que presupuesto contamos… Las diferentes características con las que cuentan las placas harán que te decantes por un modelo u otro, y no te vuelvas loco para decidir que placa comprar entre todos los modelos que existen:

  • Tipo de placa
  • Número de zonas de cocción
  • Diámetro máximo de cocción
  • Tipo de control
  • Eficiencia energética
  • Número de niveles de potencia
  • Ancho

Tipos de placas

En función de las características que acabamos de mencionar y algunas más, podemos diferenciar diferentes tipos de placas. En función de la tecnología que utilicen podemos distiguir entre:

Placas de inducción: cocinar con este tipo de placas resulta más seguro ya que el calor se transmite directamente al interior de los recipientes, no se calientan resistencias, por lo que la temperatura en la superficie no es muy alta. Existen diferentes medidas que se adaptan a las necesidades de cada hogar. Es necesario utilizar recipientes adaptados a esta tecnología.

Placas de gas: si buscas una manera tradicional de cocinar o emular a los grandes chefs, ¡esta es tu placa! Para comenzar a utilizarla no es necesario un tiempo previo de calentamiento ya que el calor es inmediato. Eso si, es necesario que tengas una toma de gas natural o una bombona de butano. Son compatibles con cualquier olla o sartén.

Placas vitrocerámicas: en la actualidad la mayoría de los hogares españoles utilizan este tipo de placa ya que son muy fáciles de utilizar. Son más económicas pero menos eficientes energéticamente. El tamaño habitual que tienen es de 60 cm aunque existen diferentes tamaños, desde los 30 cm hasta los 120 cm. Poco a poco se están sustituyendo por las placas de inducción.


Si nos fijamos en las diferentes combinaciones de tecnologías que podemos disfrutar en una misma placa, es posible encontrar:

Placas modulares: son placas que tienen un tamaño de 30 cm. Se fabrican con diferentes tecnologías (gas, inducción y vitrocerámica). Se pueden utilizar de manera individual o combinarlas. Una manera muy fácil de disfrutar de todas las ventajas de cada tecnología en un mismo espacio.

Placas mixtas: se trata de placas en las que se combinan diferentes tipos de cocción. Por ejemplo 2 zonas de vitrocerámica y dos zonas de gas natural.

Conjuntos de placa y horno: gracias a esta opción ya no te tendrás que volver loco buscando un horno y una placa que guarden la misma línea de diseño, la elección será mucho más rápida. Algunos modelos ofrecen la opción de poder combinar el uso de ambos electrodomésticos. Por lo general resulta más económico que adquirir ambos electrodomésticos por separado.

Si tenemos en cuenta el tipo de instalación nos encontramos con las cocinas de gas, unos modelos de libre instalación que proporciona diferentes zonas de cocción y horno y que no necesitan un mueble para su integración. Resultan muy fáciles de instalar.


Marcas de placas​

  • Placas Balay: siente la libertad de cocinar con las placas de flexinducción. Disfruta de todo el espacio de la superficie sin importar ni el tamaño ni la foram de los recipientes
  • Placas Cata: descubre resultados profesionales en tu propia casa. Placas de gran calidad con las últimas tecnologías
  • Placas Bosch: disfruta de todas las funciones que te ofrecen estas placas para cocinar. La tecnología más profesional a tu alcance
  • Placas Teka: placas eficientes, rápidas y fáciles de usar: placas de inducción, vitrocerámicas, de gas y modulares
  • Placas Zanussi: encuentra el diseño que mejor se adapta a tu cocina. Nuevas placas extraplanas para una instalación más sencilla

Electrodomésticos más vendidos

Balay
Cata
Nodor
Siemens
Teka