Tu información de entrega

Para personalizar tu experiencia y conocer la disponibilidad de los productos y los plazos de entrega, añade tu código postal para envío a domicilio.

Envío a domicilio

¿Dónde quieres recibir tu pedido?

Añade el código postal de entrega

Filtrar


Marca
Abajo


Altura (cm)
Abajo

Anchura (cm)
Abajo

Profundidad (cm)
Abajo


Tipo de instalación
Abajo

Conexiones + puertos
Abajo

Especificaciones
Abajo

Potencia (W)
Abajo
  • Radiador de aceite 2.000W
  • WiFi programable - 9 Elementos
  • 3 Potencias: 800W / 1200W / 2000W
  • Radiador de aceite 1.500W
  • WiFi programable - 7 Elementos
  • 3 Potencias: 600W / 900W / 1500W
  • Radiador de aceite 1.000W
  • 5 Elementos
  • 3 Potencias: 400W / 600W / 1000W
  • Radiador de aceite 2.500W
  • 11 Elementos
  • 3 Potencias: 1000W / 1500W / 2500W

¿Qué son los radiadores de aceite y cómo funcionan?

Abajo

Los radiadores de aceite son dispositivos de calefacción portátiles que funcionan utilizando un aceite térmico, generalmente aceite mineral o dieléctrico, como medio para calentar una habitación. Estos radiadores son una opción popular para la calefacción en hogares y oficinas debido a su eficiencia y facilidad de uso. Aquí te explico cómo funcionan y sus características principales:

1. Elemento calefactor interno: El núcleo del radiador de aceite es un elemento calefactor interno, generalmente una resistencia eléctrica, que calienta el aceite contenido en el radiador. Cuando se aplica electricidad a esta resistencia, calienta el aceite, lo que a su vez calienta el radiador.

2. Transferencia de calor: A medida que el aceite se calienta, transfiere calor al cuerpo del radiador, que está hecho de metal. El radiador se calienta y, a su vez, emite calor al entorno de la habitación a través de la radiación y la convección.

3. Radiación de calor: La superficie caliente del radiador emite calor a través de la radiación, similar a cómo lo hace un radiador de agua caliente. Esta radiación se irradia hacia los objetos y las personas en la habitación, calentándose directamente.

4. Convección: Además de la radiación, los radiadores de aceite también utilizan la convección para calentar el aire circundante. El aire frío en la parte inferior del radiador se calienta por el aceite y luego asciende, creando un flujo de convección que distribuye el calor por la habitación.

5. Termostato y control de temperatura: La mayoría de los radiadores de aceite están equipados con un termostato que permite al usuario ajustar la temperatura deseada. Una vez que se alcanza la temperatura configurada, el radiador se apaga automáticamente y se enciende nuevamente cuando la temperatura desciende por debajo del ajuste.

6. Portabilidad: Los radiadores de aceite son portátiles y suelen estar montados sobre ruedas, lo que facilita su movimiento de una habitación a otra según sea necesario.

7. Seguridad: Estos radiadores generalmente incluyen características de seguridad, como protección contra sobrecalentamiento y apagado automático en caso de vuelco, lo que reduce el riesgo de incendios.

8. Silencio: A diferencia de algunos otros métodos de calefacción, los radiadores de aceite tienden a ser muy silenciosos en su funcionamiento, ya que no producen ruido mecánico ni ventiladores.

En resumen, los radiadores de aceite funcionan calentando un aceite interno mediante una resistencia eléctrica y luego transfiriendo el calor al radiador de metal. Este radiador emite calor a través de radiación y convección, calentando la habitación de manera efectiva. Son una opción popular para calentar espacios pequeños o como fuente de calor adicional debido a su eficiencia, portabilidad y facilidad de uso.

¿Cómo se controla la temperatura en un radiador de aceite y cuáles son las opciones de programación?

Abajo

El control de la temperatura en un radiador de aceite se realiza generalmente a través de un termostato incorporado en el propio radiador. Esto permite a los usuarios ajustar la temperatura deseada y mantenerla a un nivel cómodo en la habitación. Además, algunos radiadores de aceite más avanzados pueden ofrecer opciones de programación para optimizar la calefacción. Aquí te explico cómo funcionan:

1. Termostato ajustable: La mayoría de los radiadores de aceite tienen un termostato que permite al usuario configurar la temperatura deseada. El termostato mide continuamente la temperatura en la habitación y compara esta temperatura con la configuración del usuario. Cuando la temperatura ambiente desciende por debajo del valor establecido, el radiador se enciende y comienza a calentar. Una vez que se alcanza la temperatura deseada, el radiador se apaga automáticamente.

2. Control de encendido y apagado: Además de controlar la temperatura, la mayoría de los radiadores de aceite permiten a los usuarios encender y apagar el radiador de forma manual. Esto puede ser útil si deseas apagar el radiador en una habitación que no se utiliza o si necesitas calentar una habitación de forma inmediata.

3. Temporizador y programación: Algunos radiadores de aceite más avanzados ofrecen opciones de programación. Estos radiadores permiten a los usuarios establecer horarios específicos de encendido y apagado para la calefacción. Puedes programar el radiador para que se encienda y se apague en momentos específicos del día, lo que te permite ahorrar energía al no calentar la habitación cuando no es necesario, como durante la noche o cuando no estás en casa.

4.Modos de funcionamiento: Algunos radiadores de aceite pueden tener diferentes modos de funcionamiento, como "modo económico" o "modo turbo". Estos modos ajustan la potencia de calefacción para que el radiador funcione de manera más eficiente o para calentar rápidamente la habitación.

5. Modos de funcionamiento: Control remoto: Algunos radiadores de aceite vienen con controles remotos que permiten ajustar la temperatura y otras configuraciones desde la distancia. Esto es conveniente para cambiar la configuración sin tener que acercarse al radiador.

Es importante leer el manual del usuario de tu radiador de aceite específico para entender cómo controlar la temperatura y aprovechar las opciones de programación disponibles. Ajustar la temperatura de manera eficiente y utilizar las funciones de programación puede ayudarte a ahorrar energía y mantener una temperatura confortable en tu hogar.

¿Dónde se instalan los radiadores de bajo consumo y cuáles son las consideraciones de seguridad?

Abajo

Los radiadores de bajo consumo son una opción de calefacción eficiente que se instalan en una variedad de ubicaciones según las necesidades específicas de calefacción en tu hogar. Aquí te presento algunas ubicaciones comunes donde se pueden instalar estos radiadores y las consideraciones de seguridad a tener en cuenta:

1. Dormitorios: Los radiadores de bajo consumo son una opción popular para calentar dormitorios. Pueden proporcionar un calor confortable y constante durante la noche, lo que es especialmente útil para asegurar una buena calidad de sueño en invierno. Asegúrate de que el radiador esté ubicado de manera que no haya riesgo de contacto directo con las camas o cortinas, y que esté a una distancia segura de los muebles y objetos inflamables.

2. Salas de estar: Las salas de estar suelen ser áreas donde las personas pasan una gran cantidad de tiempo, por lo que instalar un radiador de bajo consumo aquí puede ser una excelente elección. De nuevo, colócalo de manera que no obstruya el paso ni esté demasiado cerca de muebles o cortinas que puedan ser inflamables.

3. Baños: Algunos radiadores de bajo consumo están diseñados específicamente para su uso en baños. Estos radiadores suelen tener clasificaciones de resistencia al agua y a la humedad. Asegúrate de que el modelo que elijas sea adecuado para ambientes húmedos y sigue las pautas del fabricante para la instalación en baños.

4. Pasillos y zonas de tránsito: En áreas de paso como pasillos, corredores y vestíbulos, los radiadores de bajo consumo pueden ayudar a mantener una temperatura uniforme en toda la casa. Asegúrate de que no obstruyan el paso y que estén montados a una altura segura, lejos de zonas de tránsito y objetos.

Consideraciones de seguridad:

1. Distancia segura: Mantén una distancia segura entre los radiadores de bajo consumo y cualquier objeto inflamable, como muebles, cortinas, ropa y objetos de papel. Consulta las instrucciones del fabricante para conocer las distancias recomendadas.

2. Evita obstrucciones: No coloques objetos delante o encima del radiador, ya que esto puede obstruir la circulación del aire y aumentar el riesgo de sobrecalentamiento.

3. Instalación segura: Asegúrate de que la instalación eléctrica sea segura y cumpla con las normativas locales. Es recomendable que un electricista calificado realice la instalación.

4. Ventilación: Asegúrate de que la habitación esté adecuadamente ventilada para permitir la circulación del aire y evitar una acumulación excesiva de calor.

5. Protección contra sobrecalentamiento: La mayoría de los radiadores de bajo consumo tienen protección contra sobrecalentamiento incorporada, lo que significa que se apagarán automáticamente si alcanzan temperaturas peligrosas. Verifica que esta función esté activada y funcione correctamente.

6. Seguridad infantil: Si hay niños en el hogar, ten en cuenta que los radiadores de bajo consumo pueden calentarse mucho. Asegúrate de que los niños no tengan acceso al radiador y considera la instalación de protectores de seguridad si es necesario.

En general, la seguridad es una consideración clave al instalar radiadores de bajo consumo en tu hogar. Siguiendo las pautas del fabricante y tomando medidas para evitar situaciones de riesgo, puedes disfrutar de la comodidad y la eficiencia de estos dispositivos de calefacción de manera segura.