banner etiquetado energetico png

Etiquetado energético de los electrodomésticos

Elegir electrodomésticos de bajo consumo garantiza un mayor ahorro de agua y energía en el hogar. Gracias a los electrodomésticos eficientes, no solo contribuimos a la protección del medio ambiente, sino que también logramos un mayor ahorro económico. Para conocer los datos sobre el consumo y la eficiencia de cada aparato nos basamos en el etiquetado energético de los electrodomésticos, impuesto por la Unión Europea.

La etiqueta energética fue creada en 1995 y, desde entonces, ha sufrido varias revisiones. En la actualidad, el etiquetado energético había perdido parte de su funcionalidad y se había desligado de su objetivo original. Con el objetivo de mejorar la etiqueta energética y ponértelo más fácil, la Unión Europea la ha optimizado. Por ello, a partir del 1 de marzo de 2021 entrará en vigor el nuevo etiquetado energético.

¿Por qué cambia la etiqueta energética de los electrodomésticos?

El 1 de marzo se modifica por completo la información y el diseño de la etiqueta energética de las lavadoras, lavasecadoras, lavavajillas, frigoríficos y congeladores y vinotecas. Pero ¿por qué se ha decidido implantar este cambio?

En primer lugar, por el comportamiento de los usuarios, que cada vez demandan programas más rápidos y adaptados a la realidad que permitan, por ejemplo, limpiar eficazmente recipientes de plástico, en el caso de los lavavajillas.

En segundo lugar, por los avances tecnológicos que han experimentado los electrodomésticos en los últimos años. Se han fabricado muchos productos que han alcanzado calificaciones de A+, A++ y A+++, por lo que el actual etiquetado energético ha perdido su función original.

Nuevo etiquetado energético

En el nuevo etiquetado energético desaparecen las clases de eficiencia A+, A++ y A+++ y se establece un escalado desde la clase A (más eficiente) hasta la clase G (menos eficiente). Es importante incidir en que el cambio se produce en la escala que fija la letra del etiquetado, no en el producto, que consume lo mismo que antes.

La Unión Europea ha modificado los ensayos a los que se someten los electrodomésticos para calcular los datos de consumo. Por lo tanto, no es posible comparar ni los valores ni los índices de eficiencia de una etiqueta anterior con los datos recogidos en la nueva etiqueta energética. Sin embargo, por norma general, un producto que hasta 2020 era de clase A+++ o A++ tendrá una clasificación B, C o D en la nueva escala.

La mayoría de los iconos de la antigua etiqueta energética referidos a características del producto se mantienen en la nueva versión. Sin embargo, algunos han sido adaptados y se han introducido otros nuevos. Asimismo, se ha incluido un código QR en la esquina superior derecha que permite obtener información más amplia y variada. Una vez escaneado, remitirá a una base de datos controlada por la Unión Europea donde se podrá acceder y descargar las fichas técnicas de todos los electrodomésticos que requieren la etiqueta de eficiencia energética.

Etiqueta energética lavadoras

En la etiqueta energética de las lavadoras se ha cambiado el programa de prueba que sirve como referencia para establecer todos los valores que se muestran. Por ejemplo, el gasto energético se basará en 100 ciclos de lavado. Cobrará importancia el nuevo programa Eco 40-60, ideal para el lavado de prendas de algodón, lino o mixtas con un grado de suciedad normal que, según su etiqueta, soporten esas temperaturas. Además, se mostrará la duración del programa.

Etiqueta energética lavasecadoras

La etiqueta energética de las lavasecadoras no se ha modificado desde que se introdujo por primera vez en 1996, por lo que sigue mostrando la escala original desde la A hasta la G. Puesto que este electrodoméstico se usa principalmente para lavar, se ha dividido la etiqueta energética en dos partes: a la izquierda se especifican los valores del ciclo de funcionamiento completo para “lavado y secado”, mientras que a la derecha se establecen únicamente los de “lavado”. Además, incluye los cambios en la información obligatoria para la nueva etiqueta energética de las lavadoras.

Etiqueta energética lavavajillas

La clase de eficiencia energética para los lavavajillas se seguirá basando en el programa “Eco”. Sin embargo, ha cambiado la prueba estándar para determinar los valores. Ahora se tiene en cuenta, por ejemplo, el rendimiento del lavado y secado con utensilios de plástico. También se especifica la duración del programa Eco, ideal para platos con un nivel de suciedad. Se trata del programa más eficiente en cuanto a consumo de energía y agua. De la misma forma que ocurre con las lavadoras y lavasecadoras, el consumo energético se basará en 100 ciclos de lavado.

Etiqueta energética frigoríficos y congeladores

El procedimiento para determinar la clase energética de los frigoríficos y congeladores es mucho más completo ahora. Entre otros aspectos, tiene en cuenta el tipo de frigorífico, su funcionamiento, la temperatura ambiente o el número y tamaño de los compartimentos para almacenar alimentos. No obstante, el resto de la información y elementos de la nueva etiqueta energética siguen siendo los mismos. El consumo energético se sigue especificando en kWh por consumo anual y se mantiene la información sobre emisión de ruido y su eficiencia.

Etiqueta energética vinotecas

La etiqueta energética de las vinotecas también se incluye en esta primera fase de cambios respecto al etiquetado energético antiguo. Además de las variaciones en las clases de eficiencia, se incorpora el código QR y las clases de emisión del ruido. Se mantienen los indicadores de consumo energético y de número de botellas de vino que se pueden almacenar en el interior.

Etiqueta energética televisores

En la nueva etiqueta energética de los televisores se especifica el consumo de energía para 1000 horas de funcionamiento en el modo "standard dynamic range" (SDR). Asimismo, se eliminan las indicaciones de potencia (W) y de "hard switch". Se incluye información sobre el consumo energético por 1000 horas de funcionamiento en modo "high dynamic range" (HDR) y se muestra el número de píxeles horizontales y verticales.

Durante el periodo de transición, podrás recibir el electrodoméstico con doble etiquetado energético, el antiguo y el nuevo. También es posible que encuentres en nuestra web productos marcados con la nueva escala y otros con la anterior.