Utensilios que no se pueden meter en el lavavajillas

Hay ciertos utensilios que no se pueden meter en el lavavajillas. ¿Quieres saber cuáles son?

Gracias a los avances en tecnología, el tiempo dedicado a las tareas del hogar se ha reducido notablemente y podemos disfrutar de más horas libres al día. A ello contribuyen los electrodomésticos como el lavavajillas, que pueden durar muchos años si lo utilizamos correctamente. Para conseguirlo, debemos tener en cuenta que hay ciertos utensilios que no se pueden meter en el lavavajillas.  ¿Quieres saber cuáles son?

Utensilios que no se pueden meter en el lavavajillas

Utensilios de madera

Los utensilios de madera están presentes en la mayoría de los hogares, ya que aportan un toque rústico a todas las cocinas. Sin embargo, tienen un inconveniente: debido a su porosidad y a su tendencia a retener la humedad, son propensos a acumular bacterias. Por ese motivo, no es recomendable meterlos en el lavavajillas.

En el lavavajillas se crean unas condiciones de humedad y calor que dañan el barniz de estos objetos. Una vez desgastada la capa protectora, es muy fácil que las bacterias se asienten si no los secamos correctamente. Esas bacterias pueden aparecer en nuestra comida, de forma que debemos evitar lavarlos a máquina.

Artículos de aluminio y cobre

El aluminio sin esmaltar se utiliza en artículos como moldes para repostería o cafeteras italianas. Si los lavamos en el lavavajillas, aparecerán en su superficie unas manchas oscuras debido a las elevadas temperaturas y a las sustancias abrasivas del detergente. Por el mismo motivo, no se deben lavar a máquina los utensilios de cobre: pueden acabar con manchas imposibles de eliminar, oxidarse y perder el color.

Sartenes y ollas antiadherentes

No es recomendable poner en el lavavajillas las ollas y sartenes con recubrimiento antiadherente a no ser que el etiquetado indique lo contrario. Esto se debe al hecho de que los jabones que se utilizan en este electrodoméstico son muy agresivos, por lo que se podrían dañar y hacer que desprendan trozos con el uso.

Lo mejor para limpiar estos utensilios es utilizar una bayeta suave y un poco de jabón. Como estos materiales son sencillos de limpiar, no hay que frotar demasiado. 

Cerámicas o arcillas mal barnizadas

Los recipientes cerámicos tampoco se deben meter en el lavavajillas, sobre todo si no están barnizados por los dos lados, ya que los trozos podrían desprenderse. En caso de que se deteriorara la capa protectora, se podrían introducir patógenos, especialmente si los sometemos a elevadas temperaturas y a humedad. 

Por eso, te recomendamos que laves estos objetos con un jabón suave y que los seques bien para evitar que se dañen.

Tapa de olla a presión

Debemos tener mucho cuidado con los utensilios con accesorios de goma, como las tapas de las ollas a presión o las piezas de los robots de cocina. Si metemos estas gomas en el lavavajillas, se pueden deformar y perder efectividad. Todavía es menos recomendable utilizar detergente en polvo con estos objetivos, pues las partículas podrían quedar atrapadas en los conductos de las válvulas y obstruirlos.

Cuchillos de cocina

Los cuchillos de cocina grandes y afilados (no los cubiertos de mesa) deben lavarse siempre a mano, sobre todo los que tienen mango de madera o de un plástico que no resista el calor. Estos utensilios han sido tratados para cortar más, por eso su filo es más delicado. Si los metemos en el lavavajillas, pueden desafilarse por las altas temperaturas. 

Recipientes de plástico de mala calidad

Antes de meter un recipiente de plástico en el lavavajillas, debemos asegurarnos de que es apto para lavarse a máquina. Si incorpora un impreso con el icono “Apto para alimentos” (un tenedor con una copa), seguramente está preparado para lavarse de esta manera. Algunos lo indican con un dibujo de un lavavajillas. En estos casos, no habrá ningún problema si decides limpiarlos de este modo. 

Pero, si el recipiente no es apto para lavavajillas y lo metes en él, el material se desgastará, por lo que su vida útil se reducira. Asimismo, las elevadas temperaturas pueden causar la deformación y el envejecimiento del artículo.

Estos son algunos de los utensilios que no se pueden meter en el lavavajillas. Si sigues nuestros consejos, conseguirás que tu lavavajillas tenga una larga vida útil y, además, lograrás que los utensilios se encuentren en perfecto estado durante más tiempo.

}