Pumpkin spice latte

Tres recetas con especias que saben a Navidad

Te mostramos tres recetas con especias que debes probar estas navidades. ¡No te las pierdas!

Seguro que cuando piensas en las comidas navideñas te viene algún que otro plato a la cabeza. A continuación, te mostramos tres recetas con especias que debes probar estas navidades.

Recetas con especias

Galletas de jengibre

Originarias del norte de Europa, las famosas galletas de figuritas humanas se han vuelto un icono popular navideño, tanto en forma de casita como de figura. La especia que da nombre a estas deliciosas galletas es el jengibre, una raíz muy utilizada por sus beneficios medicinales.

El jengibre proviene de Asia y se popularizó su uso cuando llegó al norte de Europa a través de la antigua red comercial llamada "la ruta de la seda". Hoy en día, el jengibre es muy común en recetas debido a su sabor dulzón al mismo tiempo que picante. Estas galletas consideradas un lujo a finales de la Edad Media hoy son una receta típica de la época navideña. 

Ingredientes

  • 450 gramos de harina
  • 200 gramos de mantequilla pomada
  • 1 huevo M
  • 100 gramos de azúcar moreno integral o panela
  • 80 gramos de melaza o en su defecto miel de sabor suave
  • 1 cucharadita de levadura en polvo 
  • Especias: 1 cucharadita de jengibre en polvo, 2 cucharaditas de canela en polvo, ½ cucharadita de clavo molido. De manera opcional también puedes añadir media cucharadita de nuez moscada.

Elaboración

En primer lugar, deja preparados los ingredientes secos. En un bol incorpora la harina, la levadura en polvo y las especias, todo ello tamizado con un tamiz o, en su defecto, con un colador. Esto evitará que se queden grumos en la masa y todo se integre perfectamente.

En segundo lugar, cogemos otro bol y mezclamos la mantequilla pomada, es decir, a temperatura ambiente, con el azúcar moreno o panela. Para ello necesitaremos unas varillas eléctricas o robot de cocina que nos ayude a que se integren correctamente. El azúcar se debe disolver lo máximo posible, por eso es bueno que el grano sea fino.

El siguiente paso es añadir el huevo en la mezcla anterior, junto a la mantequilla y el azúcar. Una vez incorporado el huevo y sin dejar de batir con las varillas o el robot de cocina, añadiremos la melaza.

A continuación, será el momento de coger la mezcla de ingredientes secos que hemos preparado previamente y añadirlos poco a poco al otro bol. Será necesario reducir la velocidad de nuestras varillas si no queremos que nuestras galletas acaben por toda la cocina. Cuando veas que ya no queda rastro de harina sigue incorporando a la mezcla hasta tener una masa totalmente homogénea.

¡Cuidado! No trabajes la mezcla demasiado o se quedará muy dura después del horneado. Debe quedar una masa jugosa y con todos los ingredientes bien integrados. Estas galletas deben ser crujientes por fuera y esponjosas por dentro.

Una vez tengas la masa ponla en un plástico sellable o papel film. Mete la masa en el frigorífico durante unos 20 minutos para que coja consistencia y firmeza y sea más manejable. Pasados los 20 minutos, estira la masa con un rodillo entre dos plásticos hasta que quede un grosor de 5 mm. Si ves que la masa está todavía muy blanda, puedes meterla estirada en el frigorífico durante media hora antes de cortarla con la forma que más te guste. 

Déjala reposar durante otros 10 minutos en el frigorífico para que no pierda la forma durante el horneado. Precalienta tu horno a 180º con calor por arriba y abajo e introduce la bandeja de galletas durante unos 15 minutos. Ve vigilándolas ya que su horneado perfecto dependerá del grosor de tus muñecos de jengibre. Cuando veas que se empiezan a dorar, sácalas para evitar que queden duras y estarán perfectamente cocinadas. Espera a que se enfríen y decóralas como más te guste.

Tarta de calabaza

Esta tarta tiene su origen en Estados Unidos y es muy típica para acción de gracias y navidad. Una receta de especias llena de sabor y textura gracias a la calabaza.

Ingredientes

  • Masa quebrada 
  • 500 gramos de puré de calabaza (1kg de calabaza)
  • 120 gramos de azúcar moreno
  • 3 huevos
  • 350 gramos de nata para montar
  • Especias: 1 cucharadita de canela, 1/2 cucharadita de cardamomo en polvo, 1 cucharadita de jengibre en polvo, ½ cucharadita de nuez moscada y una pizca de clavo en polvo.

A pesar de ser una receta especiada puedes ajustar la cantidad y las especias a las que más te gusten y encontrar la proporción perfecta de aromas para ti.

Elaboración

En primer lugar, deberás coger tu calabaza naranja y cortarla por la mitad, quita las semillas y ponla a asar en tu horno a 180º durante 1 hora. Cuando esté completamente tierna sácala del horno y deja que se enfríe. Deberás pelar y triturar la calabaza con una batidora para que quede sin grumos y una textura homogénea.

Estira la masa en un molde y pinchala con un tenedor. Pon peso encima de la masa, por ejemplo, unos garbanzos y métela en el horno durante unos 10 minutos a 180º.

A continuación mezcla la harina y las especias con los huevos y bate con unas varillas eléctricas hasta que quede bien integrado. Incorpora el puré frío y sigue batiendo. Cuando esté todo incorporado añade la nata.

Sube la temperatura del horno a 200º. Vierte el relleno encima de la masa ya fría e introduce el molde nuevamente en el horno durante unos 40 minutos. Pinchala para saber si está completamente hecha y sácala del horno. Lo ideal es hacerla de un día para otro pero también puedes dejar que se enfríe durante al menos 2 horas.

Pumpkin spice latte

El famoso café especiado con puré de calabaza. Con muchísimo sabor y aroma para disfrutar de una taza caliente cuando se acerca el frío. Además, es perfecta para acompañar las recetas anteriores.

Ingredientes

  • 30 gramos de puré de calabaza
  • Azúcar o edulcorante al gusto
  • 450 ml de leche o bebida vegetal
  • 70 ml de café
  • Especias al gusto: canela, nuez moscada, jengibre en polvo y clavo en polvo
  • Nata montada al gusto en spray

Elaboración

El primer paso de esta receta especiada es mezclar las especias con el azúcar y el puré de calabaza. Mientras tanto pon un cazo con la leche a calentar en tu placa, no debe llegar a ebullición. Añade el café recién hecho a la leche y remueve con unas varillas.

Cuando el café y la leche estén completamente calientes añade la mezcla del puré de calabaza, azúcar y especias y remueve con las varillas hasta que todo esté totalmente integrado.

Para servirlo utiliza un colador por si quedan grumos de la calabaza. Sirve en una taza y decora con nata montada y un poco de canela y deleitate con esta receta especiada.

¿Cuál de estas recetas con especias vas a preparar esta Navidad?

}