para que sirve el ventilador del horno

¿Para qué sirve el ventilador del horno?

Descubre para qué sirve el ventilador del horno y exprime al máximo el potencial de tu electrodoméstico.

El ventilador del horno es un gran desconocido para la mayoría de la gente. A pesar de que todo el mundo sabe que se trata de una función del horno, muy pocos saben para qué sirve. Si perteneces al segundo grupo, no dejes de leer este post, donde te contamos para qué sirve el ventilador del horno y cuándo se puede usar. De esta manera, podrás aprovechar al máximo el potencial de tu electrodoméstico.

¿Para qué sirve el ventilador del horno?

El ventilador del horno se encarga de distribuir y hacer circular el aire caliente por toda la cavidad. Gracias a él y a la potencia de la resistencia, los alimentos se cocinan de una manera más homogénea y más rápido que en los hornos sin ventilador. Y ¿a qué se debe esta diferencia? Muy sencillo: como el aire es distribuido por el interior del aparato de manera uniforme, llega mejor y más rápido al interior de los alimentos.

Además, como los alimentos se cocinan más rápidamente, no pierden tanto jugo, por lo que no se resecan. En este sentido, el ventilador del horno es una función muy efectiva a la hora de cocinar carnes, ya que permiten dejarlas en su punto exacto de cocción.

Por otro lado, la función del ventilador del horno se puede utilizar para descongelar los alimentos más rápido. Para garantizar que se descongelan de forma correcta, simplemente tendrás que seleccionar una temperatura baja y la función de ventilador. Una vez que el alimento se haya descongelado por completo, podrás elegir el ciclo de cocción que desees. 

Por lo tanto, con el ventilador del horno se reduce la duración del ciclo de cocción. Asimismo, esta función nos permite disfrutar de una cocción con una temperatura más baja gracias a la cual los alimentos quedan jugosos por dentro. 

Cuándo usar el ventilador del horno

Se recomienda usar el ventilador del horno para cocinar asado (ya sea pollo, ternera, cerdo u otro tipo de carne o pescado), preparar postres (como bizcochos, magdalenas u hojaldre) y hornear pan, ya que todas estas recetas necesitan que el calor se distribuya de manera uniforme para lograr un punto de cocción óptimo.

En repostería, por ejemplo, esta función se utiliza para lograr que el alimento suba, tanto en las recetas con levadura como en las que no llevan. Sin embargo, si vas a seleccionar esta función para preparar postres, lo recomendable es no usar el ventilador del horno más de 10 minutos. Si se supera este tiempo, es posible que los postres se quemen o se resequen. Por ese motivo, tienes que estar muy pendiente del horno para impedir que esto ocurra.

Ventilador del horno en los diferentes modelos

Esta función es una de las características que diferencian los diferentes tipos de hornos:

Horno convencional

Si tienes un horno convencional, es posible que no disponga de esta función. En estos casos, el calor no se distribuye de manera homogénea, de modo que el resultado de la cocción será diferente en función de la altura del horno a la que coloques el alimento.

Horno multifunción

En los hornos multifunción el ventilador permite distribuir el aire caliente por toda la cavidad de manera uniforme, por lo que los resultados de horneado serán perfectos. Asimismo, estos hornos suelen incorporar otras funciones, como aire caliente, modo eco, mantener caliente, grill con aire caliente, función pizza o precalentado, entre otras.

Horno multifunción con vapor añadido

El ventilador es un componente esencial en los hornos multifunción con vapor añadido. Gracias a esta función, el horno aporta a los alimentos un toque de humedad que garantiza una mayor jugosidad de las recetas. De esta manera, conseguirás asados crujientes por fuera y tiernos por dentro, así como pasteles esponjosos. 

Ahora que ya sabes para qué sirve el ventilador del horno, ¿crees que es mejor tener un horno con ventilador o sin él? Todo depende de para qué lo vayas a utilizar. Si le vas a dar un uso muy básico, probablemente te baste con un modelo convencional. En cambio, si vas a utilizarlo con bastante frecuencia y quieres que los alimentos se cocinen de forma homogénea y rápida, lo mejor es optar por un horno más completo. 

}