Historia del televisor: quién lo inventó y cuándo

Descubre todo lo que te gustaría saber sobre la historia del televisor: ¿quién lo inventó y cuándo?

El televisor se ha convertido en un aparato imprescindible en todos los hogares. De hecho, en muchas viviendas hay hasta cuatro o cinco televisores repartidos por las diferentes habitaciones. Pero ¿sabes cuál es su origen? Hoy te hablamos de la historia del televisor: ¿quién lo inventó y cuándo? ¡Descúbrelo!

Historia del televisor: quién lo inventó y cuándo

Orígenes del televisor

El primer televisor fue creado por John Logie Baird en 1926. Sin embargo, la idea surgió en 1884, cuando Paul Nipkow creó el disco mecánico con el objetivo de mostrar imágenes en movimiento. En 1900 el científico Constantin Perskye utilizó por primera vez la palabra “televisión” en el primer Congreso Internacional de Electricidad que se celebró. 

Estos televisores se basaban en la tecnología del disco de Nipkow, que constaba de un disco con una serie de agujeros en espiral gracias a los cuales se podía realizar una exploración línea a línea sobre una imagen iluminada. Desde 1928 hasta 1934, los televisores eran como las radios, con la diferencia de que tenían un tubo de neón tras el disco de Nipkow cuya función era producir una imagen pequeña. Dicha imagen era ampliada a través de una lente.

En 1931 Vladimir Zvorykin creó el iconoscopio en la RCA, un tubo electrónico que reemplazó a los demás sistemas televisivos. Se trataba de un mosaico electrónico formado por miles de células fotoeléctricas independientes repartidas en tres finas capas. Este invento favoreció la aparición de la televisión eléctrica.

En 1934 se produjo un cambio significativo: la fabricación del Telefunken FE III por parte de Telefunken. Era el primer televisor completamente electrónico con tecnología CRT (tubo de rayos catódicos), gracias a la cual se consiguió una mejor resolución, una mayor velocidad y una mayor durabilidad.

Las primeras emisiones

La BBC, de Reino Unido, fue la primera cadena que emitió las primeras imágenes por televisión en 1927. Tres años más tarde, en Estados Unidos tuvo lugar la primera transmisión simultánea de audio y vídeo en blanco y negro de la mano de la CBS y la NBC. 

En 1931 se creó en Alemania la primera emisora de televisión y un año más tarde comenzaron las emisiones regulares en París. Sin embargo, la calidad de la imagen todavía no era muy buena y seguía siendo en blanco y negro.

Las primeras emisiones televisivas con programación pautada se iniciaron en 1936 en Inglaterra, mientras que en Estados Unidos empezaron tres años más tarde. En el caso de la televisión electrónica, las primeras transmisiones regulares tuvieron lugar en Francia e Inglaterra en 1937.

La era dorada 

Durante los años cincuenta se produjo la era dorada de la televisión. Comenzó a difundirse en todo el mundo y surgieron varias estaciones de emisión en todos los países. En 1953 se creó Eurovisión con el fin de conectar las estaciones de los países europeos vía microondas. Siete años después se creó Mundovisión, que trataba de hacer lo mismo a nivel mundial.

Durante esta época se produjo la segunda gran revolución en los televisores: la llegada del color, que fue posible gracias al desarrollo de los tubos catódicos con tres cañones. Sin embargo, la adaptación de los televisores a color no se completó hasta la década de 1970.

Otro hito destacable en la historia de la televisión se produjo el 19 de septiembre de 1966, cuando fue emitido el primer episodio de That Girl en la cadena ABC de Estados Unidos. Fue la primera transmisión a color de la historia.

Con la transmisión generalizada de la televisión a color, la demanda de televisores se disparó en países desarrollados y este aparato fue desplazando a la radio como medio predilecto en los hogares.

De la televisión satelital a la televisión digital

El uso de satélites para la recepción y el envío de las emisiones vía microondas hizo que la distribución a lo largo de amplias áreas geográficas fuera más fácil, ágil, veloz y efectiva. El desarrollo de esta tecnología también permitió el acceso a programas extranjeros mediante suscripciones. Para ello, era necesario instalar antenas parabólicas en el techo de los edificios. 

A partir de la década de los ochenta, empezó el proceso de digitalización de la televisión, que influyó en la producción de programas, en la transmisión de datos, en la resolución y en la potencia de procesamiento. Todo ello evolucionó hasta lo que actualmente se conoce como producción televisiva digital y transmisión de canales con programación propia.  

En los años noventa comenzó a popularizarse el uso del mando a distancia, las pantallas crecieron y se empezó a dar importancia a la calidad de la imagen. Fue cuando surgieron los televisores de proyección con tecnología DLP, que proyectaba la imagen sobre una pantalla traslúcida y permitía tamaños de 100 pulgadas o más. 

Televisores actuales

Los primeros televisores de pantalla plana aparecieron en el año 2000. Esta nueva tecnología permitía tener pantallas más grandes en un diseño plano. Asimismo, surgieron las primeras emisiones en HD. 

Durante la primera década, aparecieron diferentes tecnologías para los televisores modernos: LCD, plasma, LED y OLED. También se desarrolló la Televisión Digital Terrestre, que supuso la adaptación de todas las antenas de televisión, aunque supuso una gran ventaja: la posibilidad de acceder a una oferta televisiva más amplia, ya que permitía ver nuevos canales TDT privados.

La última gran revolución en estos aparatos fue la popularización de las Smart TV: televisores con volumen de color al 100 %, una resolución 4K, un alto rango dinámico realista, pantallas más duraderas y conexión sin cables. Actualmente, la tecnología ha llegado a un nivel tan alto que podemos ver en el mercado televisores 8K, pantallas curvas y pantallas que se pueden girar, entre otros avances.

}