Guía para reparar un termo eléctrico que gotea

¿Cómo reparar un termo eléctrico que gotea? Te damos varias soluciones para acabar con este problema.

Uno de los problemas más habituales por los que hay que reparar un termo eléctrico es el goteo, tanto repentino como progresivo. En cualquier caso, no debes preocuparte, ya que la pérdida de agua del termo eléctrico es muy común. En esta guía para reparar un termo eléctrico que gotea te vamos a contar cuáles son los motivos de dicho goteo y cómo puedes solucionar este inconveniente.

¿Por qué el termo eléctrico gotea?

Sobrepresión en el sistema de suministro de agua

La causa más común por la cual se produce el goteo del termo está relacionada con la válvula de seguridad. Este sistema, que está instalado en la entrada de agua fría, tiene dos objetivos principales: servir como válvula antirretorno para impedir que el agua caliente vuelva a la tubería de agua fría y actuar como regulador de presión. 

Cuando el termo calienta el agua, el volumen se incrementa y, en consecuencia, la presión aumenta. Si la presión es muy alta, la válvula de seguridad protege al calderín de posibles sobrepresiones que pueden llegar a causar su rotura.

El goteo del termo debido a la válvula de seguridad se puede producir por tres causas:

  • Presión de la red excesivamente alta. La solución a este problema consiste en colocar un reductor de presión en la entrada de agua de la casa. 
  • Avería o rotura de la válvula de seguridad. Las válvulas de seguridad se pueden estropear con el tiempo. Como esta pieza no puede arreglarse, cuando se rompe hay que sustituirla por otra. Para ello, se recomienda contactar con el servicio técnico porque, aunque no es un cambio muy complicado, al desmontar la válvula puede salir agua a una temperatura muy elevada del termo. 
  • Avería del termostato. Si el termostato no funciona bien, no se disparará cuando se alcance la temperatura indicada, por lo que el agua podría calentarse en exceso. En consecuencia, se provocaría una sobrepresión en el tanque cuya salida es la válvula de seguridad, que comenzaría a gotear. Si este es el problema que causa el goteo, es necesario instalar un nuevo termostato.

Electrólisis en los tubos de entrada y salida del agua

La electrólisis es un proceso por el cual los componentes se descomponen por la aplicación de corriente eléctrica, lo que provoca la corrosión del material. Esto sucede cuando dos materiales de distinta naturaleza, como el cobre y el hierro, entran en contacto. 

Cuando los tubos de entrada y salida del agua del termo se conectan con la entrada de agua de la casa, ponen en contacto dichos materiales. En consecuencia, se produce la corrosión y óxido de los tubos, que produce el goteo del termo eléctrico.

Para evitar esta corrosión, hay que impedir que los tubos entren en contacto directo con los tubos de entrada de agua de la casa. Por eso, hay que instalar los manguitos dieléctricos, también llamados manguitos electrolíticos. De esta manera, no se producirá la electrólisis porque los materiales metálicos no estarán en contacto.

Rotura de la brida

La función de las bridas consiste en unir dos componentes de un sistema de tuberías. En el caso de los termos eléctricos, la brida une la resistencia con el ánodo. Si se rompe, es posible que se produzcan pérdidas de agua.

En caso de que este sea el problema por el que el termo gotea, es imprescindible cambiar la brida, la resistencia y el ánodo.

Rotura en el tanque

Cuando el goteo proviene de cualquier parte del tanque diferente a las conexiones, la causa puede ser una rotura provocada por la corrosión interna de la cuba. Normalmente, dicha rotura se produce debido a un mal mantenimiento del aparato. 

Para comprobar si el termo gotea por este motivo, lo recomendable es encender el grifo y observar cómo es el agua que sale de su interior. Si es de color rojizo o tiene suciedad, es muy probable que se deba a la perforación de la cuba por la corrosión. 

Esta avería no tiene solución, por lo que habría que sustituir el termo eléctrico. Para evitar que suceda, es esencial llevar a cabo un mantenimiento adecuado del aparato y revisar el ánodo todos los años.

¿Cómo evitar que el termo eléctrico gotee?

  • Pon una válvula de seguridad con una presión superior a la recomendada para que la presión se reduzca y no se produzcan averías
  • Conecta un pequeño desagüe a la válvula de seguridad
  • Instala el termo siempre sobre superficies impermeables
  • Si la presión del agua es superior a 4 o 4,5 bares, instala un regulador de presión en la entrada de agua de la casa (nunca en la del termo)
  • Instala una válvula de expansión entre la válvula de seguridad y el termo. El objetivo de este componente es absorber el exceso de presión del agua cuando se calienta
  • Baja la temperatura del termostato, pues, a menos temperatura, menos presión del agua y, en consecuencia, menos probabilidades de goteo a través de la válvula de seguridad
}