Diferencias entre frigorífico no frost y cíclico

¿Conoces las diferencias entre frigorífico no frost y cíclico? En este post te contamos cuáles son.

A la hora de comprar un frigorífico, nos puede surgir la siguiente duda: ¿elijo un modelo no frost o cíclico? A pesar de que los frigoríficos no frost han experimentado un gran crecimiento en los últimos años, siguen existiendo frigoríficos cíclicos en el mercado. Por eso, en este post te vamos a ayudar a tomar la mejor decisión contándote cuáles son las diferencias entre un frigorífico no frost y cíclico.

Diferencias entre frigorífico no frost y cíclico

Frigoríficos no frost

Los frigoríficos no frost destacan, entre otras cosas, por el hecho de que no es necesario descongelarlos manualmente, razón por la cual resulta mucho más sencillo y cómodo eliminar la suciedad que se va acumulando en su interior. Esto es posible gracias al sistema que incorporan, el cual está formado por un motor, un evaporador y un mecanismo de ventilación homogénea que impide la formación de escarcha. Dicho sistema funde el hielo cuando se está formando para que no se produzca moho ni humedad.

Ventajas de los frigoríficos no frost

  • Ofrecen una descongelación automática, por lo que no es necesario hacerlo de forma manual una o dos veces al año
  • Son recomendables en zonas con un ambiente muy húmedo, ya que la humedad que entra en el aparato al abrir la puerta puede generar hielo
  • Gracias a su sistema de funcionamiento, los alimentos se enfrían y se congelan rápidamente
  • Mantienen una temperatura óptima y uniforme en toda la cavidad, restaurando el nivel óptimo cuando se producen variaciones por la apertura de la puerta
  • La mayoría de los modelos cuentan con una gran capacidad de almacenamiento
  • Suelen ser modelos de alta calificación energética

Desventajas de los frigoríficos no frost

  • Debido a su sistema de funcionamiento de aire seco, resecan los alimentos. Por ese motivo, es recomendable envolverlos en un film o guardarlos en recipientes herméticos
  • Consumen más energía que los frigoríficos convencionales, ya que el aire se encuentra en circulación de forma constante
  • Aunque no haya que descongelarlos, es necesario limpiarlos una vez al año como mínimo para evitar malos olores y asegurar su correcto funcionamiento

¿Quieres saber más sobre los frigoríficos no frost? En este post encontrarás toda la información sobre este sistema de frío.

Frigoríficos cíclicos

Los frigoríficos cíclicos cuentan con un gas refrigerante que se evapora y se enfría a través de los motores mientras se distribuye por todo el electrodoméstico homogéneamente, de compartimento a compartimento, incluso en condiciones extremas de temperatura. Se trata de un frío húmedo que va generando escarcha con el tiempo, por ello es necesario descongelarlo manualmente.

Ventajas de los frigoríficos cíclicos

  • Los alimentos se conservan mejor porque el aire no los reseca, de forma que no es necesario taparlos con un film
  • Si se realiza un mantenimiento periódico y adecuado de los mismos, pueden llegar a consumir menos energía que los frigoríficos no frost
  • Son más económicos que los frigoríficos no frost
  • Precisan un espacio menor para su instalación porque son más pequeños
  • No generan ruido prácticamente; solo cuando el motor está funcionando

Desventajas de los frigoríficos cíclicos

  • Hay que descongelarlos manualmente una o dos veces al año para eliminar la escarcha
  • Cuanto más hielo y escarcha acumulan, peor es su rendimiento y mayor su consumo
  • Los alimentos duran menos que en los frigoríficos no frost porque tardan más en enfriarse cada vez que el motor entra en funcionamiento

Para decidir si debes elegir un frigorífico no frost o cíclico, tienes que analizar cada uno de los puntos mencionados previamente. Además, debes tener en cuenta las características de tu vivienda y las condiciones climatológicas de la zona donde vives, puesto que los frigoríficos cíclicos son más recomendables para zonas secas de interior, mientras que los frigoríficos no frost son una elección idónea si vives en zonas húmedas o de costa.

}