Cómo limpiar el arcón congelador

Te explicamos cómo limpiar el arcón congelador para que funcione al máximo rendimiento.

La limpieza interior del arcón congelador es fundamental para asegurar su adecuado funcionamiento, si bien se suele posponer por ser una tarea ardua que requiere esfuerzo. En este post te vamos a explicar cómo limpiar el arcón congelador para eliminar los malos olores, la suciedad, la escarcha y el hielo. De esta manera, conseguirás que funcione al máximo rendimiento y que su vida útil se prolongue.

¿Cada cuánto hay que limpiar el arcón congelador?

¿Te has preguntado alguna vez con qué frecuencia debes descongelar y limpiar el arcón congelador? Lo recomendable es descongelarlo cuando la capa de hielo que se ha formado en su interior tenga entre 5 y 10 milímetros de espesor. Asimismo, tendremos que limpiarlo cuando percibamos suciedad, manchas acumuladas o malos olores en su interior. 

Por otro lado, podemos guiarnos por las sugerencias del fabricante, pues es probable que encontremos consejos en el manual sobre cómo limpiar el arcón congelador y cada cuánto tiempo debe hacerse.

¿Cómo se acumula la suciedad?

Generalmente, la acumulación de suciedad se debe a los restos de alimentos que quedan impregnados en el hielo del fondo del congelador. Dichos restos se acumulan en las rejillas, las baldas, las bandejas y los cajones, así como en la superficie, la puerta y las gomas. Por esa razón, es fundamental limpiarlo todo.

Por su parte, el hielo y la escarcha se forman a causa de la apertura y cierre del arcón congelador, pues, cuando abrimos la puerta del arcón, el aire entra en el interior, se concentra y la humedad se condensa. Además, la presencia de bacterias y moho puede generar malos olores y contaminar la comida.

Cómo limpiar el arcón congelador

La suciedad genera problemas de rendimiento y de contaminación de alimentos, como hemos expuesto previamente. Por ello, es fundamental saber cómo limpiar el arcón correctamente para que el aparato pueda trabajar al máximo rendimiento. 

Vaciado

Lo primero que debes hacer es retirar o consumir los alimentos almacenados en el arcón congelador para que te resulte más sencillo y cómo realizar su mantenimiento. Si no puedes consumir todo lo que hay en su interior, te recomendamos que traslades la comida a otro congelador para que se mantenga a la misma temperatura.

Desconexión y desagüe

Desconecta el arcón congelador antes de proceder a su limpieza. A continuación, retira el tapón de desagüe y coloca una bandeja, un recipiente plano o toallas en el suelo para recoger el agua que se produce con el deshielo.

Deshielo

Para eliminar todo el hielo formado en su interior lo más recomendable es esperar a que se derrita. Puedes utilizar dos métodos: dejar la puerta abierta para que el hielo se vaya derritiendo o meter una olla con agua caliente para acelerar el proceso.

Cuando se haya derretido la mayor parte del hielo, puedes retirar los restos de escarcha con una espátula. Evita utilizar cuchillos y otros objetos afilados, ya que estos utensilios podrían dañar las superficies internas del arcón congelador. 

Limpieza

Una vez derretido el hielo, hay que eliminar el agua y la escarcha que no ha salido a través del desagüe. Para ello, se pueden utilizar toallas absorbentes o esponjas. Se recomienda utilizar trapos, bayetas, toallas y esponjas suaves en lugar de materiales abrasivos, ya que estos últimos pueden dañar las paredes.

A continuación, retira las baldas, las bandejas y los cajones, y lávalos con agua y jabón. También se puede utilizar una mezcla de bicarbonato de sodio y agua. Aclara bien todos los componentes y sécalos al terminar. En caso de que la suciedad esté adherida, lo mejor es dejarlos en remojo durante un tiempo para que dicha suciedad se reblandezca. 

Para limpiar las paredes del arcón congelador, no recomendamos el uso de jabón, ya que es difícil de aclarar y puede alterar el sabor de los alimentos. En su lugar, puedes usar una mezcla de bicarbonato de sodio y agua, que deberás aplicar en todas las superficies, frotando hasta que no quede suciedad. Para retirar los restos, tienes que pasar una toalla húmeda y, posteriormente, una toalla seca para retirar la humedad.

Reconexión

Vuelve a enchufar el arcón congelador a la corriente y pon el tapón de desagüe. A continuación, cierra la tapa y coloca las baldas, las bandejas y las rejillas limpias y secas.

Carga de los alimentos

Mantén la tapa cerrada durante 30 minutos para que el congelador recupere la temperatura óptima y carga los alimentos en su interior. 

Esperamos que este post sobre cómo limpiar el arcón congelador te haya servido de ayuda para mantener tu arcón en las mejores condiciones. Y, en caso de que quieras sustituir tu electrodoméstico por otro, puedes visitar nuestra web para consultar los modelos disponibles.

}