Aspirador vs. escoba, ¿qué método de limpieza es mejor?

Aspirador vs. escoba, ¿qué método es más efectivo para dejar el suelo de tu casa impecable?

A la hora de limpiar el suelo de nuestra casa es posible que nos surja una duda: ¿qué deberíamos usar, un aspirador o una escoba? Ambos métodos de limpieza tienen tanto detractores como defensores, pues hay personas que prefieren seguir usando el método tradicional, mientras que otras deciden innovar para encontrar nuevas formas de mantener el hogar impecable. Hoy queremos darte a conocer nuestra opinión sobre el tema… Aspirador vs. escoba, ¿quién ganará?

Aspirador vs. escoba

Uno de los objetivos principales de la limpieza del hogar es liberar nuestra casa de agentes contaminantes que puedan ser perjudiciales para la salud de la familia. Por eso, cuando limpiamos el suelo deseamos eliminar el polvo y los residuos que causan enfermedades, pero ¿realmente es el efecto que conseguimos? 

Cuando utilizamos la escoba no eliminamos el polvo, sino que levantamos las partículas y hacemos que se esparzan por toda la estancia, depositándose en los muebles. Por lo tanto, no obtenemos el efecto deseado, ya que limpiamos el suelo pero ensuciamos la superficie de los muebles. 

Cuando utilizamos el aspirador podemos recoger más eficazmente los ácaros del polvo, pues este aparato se encarga de absorberlos e impedir el contacto directo con el polvo. De esta manera, evitamos las alergias y males respiratorios causados por los ácaros, una ventaja que beneficia la salud de todos los miembros del hogar.

Sin embargo, esta no es la única razón por la que es mejor utilizar el aspirador en lugar de la escoba tradicional. Hay, al menos, tres motivos de peso más para tomar la decisión de optar por el aspirador:

  • Ahorro de tiempo. El aspirador permite realizar el mismo trabajo que la escoba, pero 5 veces más rápido. Es decir, con el aspirador puedes terminar la tarea de limpiar una estancia en 3 minutos, mientras que con la escoba dicha tarea se alargaría 12 minutos más. De esta manera, puedes invertir el tiempo restante en otras tareas del hogar o en tus aficiones.
  • Eficacia. La escoba no limpia completamente ni de forma óptima el suelo del hogar y los ácaros que contiene, pues siempre deja algunos residuos. Por el contrario, el aspirador absorbe hasta el 99 % de las impurezas y el polvo del suelo, dejando las superficies mucho más limpias.
  • Ergonomía. Normalmente, al utilizar una escoba tenemos que agacharnos, ya que su tamaño no se ajusta de forma adecuada a la altura de una persona. Por ese motivo, puede causar daños en la espalda si estamos mucho tiempo limpiando. Sin embargo, el aspirador permite adquirir una mejor postura al limpiar, ya que dispone de accesorios que prolongan la manguera.

Usos originales del aspirador

Ahora que ya sabes quién gana en el enfrentamiento aspirador vs. escoba, queremos ofrecerte una pequeña guía sobre superficies y lugares difíciles de acceder que se pueden limpiar con el aspirador, una razón más para elegir este método de limpieza:

  • Colchones: un aspirador puede ser de gran ayuda para eliminar los ácaros del polvo y la suciedad que se acumula en los colchones con el paso del tiempo. 
  • Lámparas: limpiar las lámparas es una tarea tediosa, pero el aspirador la hace más sencilla, ya que permite eliminar la capa de suciedad que se forma a su alrededor. En cuanto pases el aspirador, solo tendrás que aplicar limpiacristales con un paño para que las lámparas queden relucientes. 
  • Marcos de las ventanas: algunos modelos de aspirador cuentan con una manguera flexible y larga para poder acceder a lugares difíciles como los marcos de las ventanas.

¿Ya sabes qué método de limpieza elegir? Si estás de acuerdo con nosotros en que el aspirador es mucho mejor que la escoba, te recomendamos que visites nuestro post sobre clases de aspirador, que te ayudará a elegir el mejor modelo para ti. Así, tu casa estará siempre impecable y las alergias se convertirán en un problema del pasado.

}